Qué es y para qué sirve el cannabidiol (o CBD)

Ya no existen dudas acerca de los beneficios de la marihuana medicinal, los prejuicios y las barreras legales han sido superadas por evidencia científica que demuestran el potencial de la planta a la hora de tratar diversas patologías. La industria del cannabis ofrece pone a nuestra disposición muchos productos del tipo medicinal; es importante conocer en profundidad cómo usar CBD en nuestro organismo y de qué manera funcionan los beneficios del CBD para elegir correctamente la forma de suministrar y la dosis.

CBD

¿Qué es el CBD?

El CBD o cannabidiol es uno de los cientos de cannabinoides que contienen las plantas de marihuana. Hasta la fecha, se han logrado aislar y estudiar cerca de ochenta cannabinoides. Los más estudiados han sido el THC (por su poder psicoactivo y medicinal) y el CBD (por su increíble poder medicinal y no psicoactivo). El cannabidiol se encuentra en todas las plantas de cannabis sativa y de cáñamo en distintas proporciones. Se utiliza en pacientes de todas las edades ya que no contiene efectos psicoactivos, por lo tanto, los beneficios del CBD son meramente terapéuticos, además, el cannabidiol contrarresta los efectos psicoactivos del THC, permitiendo que el paciente aproveche solamente los beneficios de la marihuana medicinal. De acuerdo a la patología o dolencia, se puede elegir cómo usar CBD para aprovechar al máximo sus beneficios.

 

¿Cómo usar CBD?

Hay muchas maneras de hacer uso medicinal del cannabidiol, las principales son:

  • Ingesta de aceite: el aceite de CBD se fabrica con el extracto puro de este compuesto. Existen distintas diluciones específicas para cada patología. Se consume en gotas, una o varias veces al día.
  • Ingesta de extracto: el extracto puro sin diluir puede ser consumido vía oral en píldoras rellenables o midiendo los mililitros con una jeringa. Este método es común entre los pacientes con cáncer.
  • Uso tópico: con el extracto de CBD puede fabricarse crema corporal, ungüentos y lociones. Se aplica de forma directa en la piel y actúa de manera inmediata aliviando dolores y mejorando el aspecto de la dermis. Este método es común entre los pacientes con dolencias relacionadas a los huesos y la piel.
  • Óvulos vaginales y supositorios: el extracto de CBD posibilita la fabricación de óvulos que son funcionales para tratar infecciones vaginales como virus, hongos, dolor, problemas de lubricación, entre otras. Con el mismo método se fabrican supositorios que ayudan en casos de tumores y patologías relacionadas con el intestino.
  • Hierba seca: a pesar de que muchas personas creen lo contrario, fumar o vaporizar flores de marihuana altas en CBD tiene los mismos beneficios que consumirlo de otras maneras, la diferencia está en que el efecto se experimenta de manera inmediata después de la combustión.

Por lo general, la mayoría de los pacientes utilizan el aceite medicinal de CBD a diario y complementan su tratamiento con otra forma de aplicación del compuesto para mejores resultados, dependiendo de cuál sea su patología.

CBD2

¿Cuáles son los beneficios del CBD?

 

Los beneficios del CBD son muy variados, por lo tanto tiene múltiples usos en el organismo. Los humanos poseemos un sistema endocannabinoide que tiene como única función receptar y procesar los distintos cannabinoides de la planta de marihuana. El sistema endocannabinoide está distribuído en todo nuestro cuerpo en receptores llamados CB1 y CB2 que se encargan de procesar e incorporar los cannabinoides en los órganos correspondientes. De esta manera, los beneficios del CBD llegan a todo el organismo, generando mejoras notables en los distintos sistemas y procesos del cuerpo humano tales como:

  • Sistema inmunológico: el CBD es un regulador natural, por lo tanto funciona como inmunomodulador. Esto se debe a la presencia de los receptores CB1 en el sistema inmunológico. Gracias a esta capacidad del cannabidiol, los beneficios del CBD abarcan patologías como el VIH, reuma, artritis, artrosis y todas las dolencias que tengan que ver con las inmunodeficiencias.
  • Sistema nervioso: el CBD funciona como neuroprotector, regulador del sistema nervioso, antipsicótico, analgésico, entre otros muchos beneficios que mejoran el funcionamiento del sistema nervioso, regulando así, el organismo humano en general. Es utilizado en patologías neurodegenerativas como el parkinson y el alzheimer, mejorando notablemente la calidad de vida de los pacientes.
  • Sistema digestivo: gracias a sus propiedades antieméticas, es utilizado para tratar las náuseas y malestares estomacales. Además ayuda a regular el sistema digestivo a través de la relajación de músculos, propiedades antioxidantes y funcionando como protector de las membranas de los órganos. Se aplica en patologías como la gastritis y el reflujo.

Estos son solo algunos de los beneficios del CBD, además de regular estos sistemas y el metabolismo en general, puede utilizarse también para tratar patologías puntuales como:

  • Dolores crónicos. el poder antiinflamatorio y analgésico puede aprovecharse para tratar dolores crónicos de cualquier patología, en este sentido funciona principalmente como paliativo.
  • Migrañas y dolor de cabeza: el dolor de cabeza provocado por las cervicales es tratable con CBD, así también los dolores cefálicos causados por problemas digestivos. Es el mejor analgésico natural. Además regula el sueño y ayuda a curar el insomnio.
  • Síndrome premenstrual y dolores menstruales: el CBD ayuda con los dolores provocados por las contracciones uterinas durante la menstruación y además previene los cambios de humor y ansiedad que son frecuentes en quienes sufren de síndrome premenstrual. También se utiliza para regular el ciclo menstrual.
  • Epilepsia: tal vez sea uno de los usos más conocidos del CBD, ya que se considera a este compuesto como el mejor aliado a la hora de tratar la epilepsia refractaria. Es un anticonvulsivante que ha demostrado más efectividad que los fármacos generalmente empleados en estos casos.
  • Acné y afecciones en la piel; la aplicación directa de CBD en la dermis calma el ardor, dolor, hinchazón y además su capacidad antibacterial ayuda a la cicatrización y desaparición de los forúnculos.

 

Cuando una persona comienza a usar marihuana medicinal y comprueba los beneficios del CBD, experimenta mejoras en su calidad de vida que no esperaba, incluso algunos médicos lo recomiendan como suplemento alimenticio que ayuda a mejorar el metabolismo. Estos son solo algunos de los múltiples beneficios del CBD, día a día se descubren nuevos usos medicinales gracias a que cada vez más personas eligen esta alternativa natural y eficaz para mejorar su calidad de vida.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email